Prestaciones Covid-19 autónomos

NUEVAS PRESTACIONES CESE ACTIVIDAD AUTÓNOMOS DESDE OCTUBRE DE 2020

Se han aprobado las nuevas prestaciones para los trabajadores autónomos, recogidas en el Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Se trata de cinco nuevas prestaciones por cese de actividad. Lea atentamente la explicación y requisitos de cada una de las indicadas prestaciones, pues de ello depende el formulario de solicitud que va a tener usted que rellenar. Si se presenta una solicitud de una prestación por error, el único modo de poder acceder a presentar el formulario de solicitud correcto, será el desistimiento del expediente iniciado y la presentación de una nueva solicitud.

Igualmente, cuando conteste a las preguntas del formulario de solicitud, compruebe debidamente que todas sus respuestas se adecuan a la realidad de su situación, ya que ello puede dar lugar al reconocimiento o denegación de la prestación solicitada.

Todas las resoluciones de estas nuevas prestaciones extraordinarias por cese de actividad para los trabajadores autónomos tienen carácter provisional. A partir del 1 de marzo de 2021, Unión de Mutuas revisará todos los expedientes, comprobados todos los requisitos necesarios para el reconocimiento de la prestación, requiriendo en dicho momento la información y documentación necesaria.

Las nuevas prestaciones son las siguientes:

1.- Prestación regulada en el artículo 13.1 del Real Decreto ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Esta prestación es una prestación extraordinaria prevista para aquellos autónomos que a partir del 1 de octubre de 2020 vean cerradas o suspendidas todas sus actividades como trabajador autónomo en virtud de una resolución emitida por la autoridad competente.

Requisitos:

– Alta en RETA desde 30 días naturales antes a la fecha de la resolución de suspensión de la actividad.
– Hallarse al corriente de pago a la fecha de la resolución de suspensión de la actividad.

Cuantía:

– 50% base mínima de cotización de la actividad con carácter general.
– 70% base mínima de cotización de la actividad si se es miembro de familia numerosa y los únicos ingresos de la unidad familiar son los del solicitante.
– 40% base mínima de cotización de la actividad si hay varios autónomos en la unidad familiar con derecho a la prestación.
– Exoneración de cuotas desde el primer día del mes de la resolución de suspensión hasta el último día del mes siguiente al que se levante la suspensión.

Duración:

– Desde el día siguiente a la resolución de suspensión (si se presenta la solicitud dentro de los 15 días siguientes a la resolución de suspensión) o desde el mismo día de presentación de la solicitud, en otro caso.
– Hasta el último día del mes en que se acuerde el levantamiento de la suspensión.
– No consume periodo de futura prestación ordinaria por cese de actividad.

Incompatibilidades:

– Con trabajo por cuenta ajena con ingresos superiores a 1,25 SMI.
– Con otra actividad por cuenta propia.
– Con percepción de rendimientos de sociedades mercantiles.
– Con percepción de ayudas por paralización de flota.
– Con percepción de otras prestaciones de seguridad social incompatibles con la actividad.

Formulario

2.- Prestación regulada en el artículo 13.2 del Real Decreto ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Esta prestación es una prestación extraordinaria prevista para aquellos autónomos que a 1 de octubre de 2020, no tienen cotizado el periodo de carencia necesario (12 meses cotizando por cese de actividad, continuados e inmediatamente anteriores al 1 de octubre de 2020) para acceder a la prestación ordinaria por cese de actividad prevista en los artículos 327 y siguientes de la Ley General de la Seguridad Social (Real Decreto Legislativo 8/2015 de 30 de octubre), o a la prestación por cese de  actividad regulada en la Disposición Adicional cuarta del Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Requisitos:

– Estar de alta en RETA y al corriente de pago antes de 1 de abril de 2020.
– Estar también al corriente de pago al momento de presentar la solicitud.
– No tener derecho a percibir ni la prestación ordinaria por cese de actividad de los arts. 327 y ss. LGSS, ni la prestación extraordinariade la disposición adicional cuarta del Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre.
– Que los ingresos en el cuarto trimestre de 2020 sean iguales o inferiores al SMI, y además supongan una reducción de al menos el 50% de los percibidos en el primer trimestre del 2020.

Cuantía:

– 50% base mínima de cotización de la actividad con carácter general.
– 40% base mínima de cotización de la actividad si hay varios autónomos en la unidad familiar con derecho a la prestación.
– Exoneración de cuotas durante el tiempo de percepción de la prestación.

Duración:

– Desde el 1 de octubre de 2020 (si se presenta la solicitud dentro de los 15 primeros días de octubre) o desde el primer día del mes siguiente al de presentación de la solicitud, en otro caso.
– Hasta el 31 de enero de 2021.
– No consume periodo de futura prestación ordinaria por cese de actividad.

Incompatibilidades:

– Con trabajo por cuenta ajena con ingresos superiores a 1,25 SMI.
– Con otra actividad por cuenta propia.
– Con percepción de rendimientos de sociedades mercantiles.
– Con percepción de ayudas por paralización de flota.
– Con percepción de otras prestaciones de seguridad social incompatibles con la actividad.
– Con haber adquirido derecho a la percepción de la prestación ordinaria por cese de actividad de los arts. 327 y ss. LGSS o de la prestación extraordinaria por cese de actividad regulada en la disposición adicional cuarta del Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Formulario

3.- Prestación regulada en el artículo 14 del Real Decreto ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Esta prestación es una prestación extraordinaria prevista para aquellos autónomos de temporada, que según la normativa a este respecto, son aquellos cuya única actividad como autónomos se produce entre los meses de junio a diciembre inclusive.

Requisitos:

– Estar de alta en RETA al menos cuatro meses cada año entre junio y diciembre del 2018 y 2019.
– No haber estado de alta en Régimen General más de 120 días entre el 1 de junio de 2018 y el 31 de julio de 2020.
– No haber estado de alta ni situación asimilada en ningún régimen desde el 1 de marzo al 31 de mayo de 2020.
– No tener ingresos superiores a 23.275 € durante el 2020.
– No haber estado de alta en RETA en meses distintos a los comprendidos entre junio y diciembre de 2018 y 2019.
– Hallarse al corriente de pago a fecha 1 de octubre de 2020.

Cuantía:

– 70% de la base mínima de cotización de cada actividad.
– Exoneración de cuotas durante el tiempo de percepción de la prestación.

Duración:

– Desde el 1 de octubre de 2020 (si se presenta la solicitud dentro de los 15 primeros días de octubre) o desde el día siguiente a la presentación de la solicitud en otro caso.
– Hasta el 31 de enero de 2021.
– No consume periodo de futura prestación ordinaria por cese de actividad.

Incompatibilidades:

– Con trabajo por cuenta ajena.
– Con otra actividad por cuenta propia y percepción de rendimientos de sociedades mercantiles si entre ambos superan los 23.275 € en 2020.
– Con percepción de ayudas por paralización de flota.
– Con percepción de otras prestaciones de seguridad social incompatibles con la actividad.

Formulario

4.- Prórroga de la prestación regulada en el artículo 9 del Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio, ahora prevista en la Disposición Adicional Cuarta del Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Esta prestación es una prestación extraordinaria que supone continuar percibiendo la prestación que se viniera percibiendo a 30 de septiembre del 2020 al amparo del artículo 9 del Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio, durante el tiempo que reste de percepción (según el periodo de carencia cotizado previo, conforme a los intervalos previstos en el art. 338 de la Ley General de la Seguridad Social, para la prestación ordinaria por cese de actividad), durante el tiempo restante de prestación no consumida ya, y como máximo hasta el 31 de enero de 2021, siempre que en el cuarto trimestre de 2020 se continúe cumpliendo con el requisito de reducción de facturación de al menos el 75% en relación al cuarto trimestre del ejercicio 2019.

Requisitos:

– Haber percibido la prestación extraordinaria regulada en el art. 9 del Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio hasta el 30 de septiembre de 2020.
– Tener una reducción de facturación en el cuarto trimestre de 2020 de al menos el 75% de la facturación del cuarto trimestre del 2019.
– Tener unos rendimientos netos en el cuarto trimestre del 2020 que no superen los 5.818,75 €.
– Hallarse al corriente de pago de las cuotas a fecha 1 de octubre de 2020.
– Reunir el periodo de carencia necesario para generar derecho a la prestación ordinaria, de conformidad con el art. 338 LGSS.

Cuantía:

– 70% de la base reguladora de la prestación ordinaria.
– 50% de la base mínima de cada actividad, si se está en situación de pluriactividad compatible.
– El autónomo paga las cuotas de seguridad social y la mutua le abona el importe de la cuota de contingencias comunes.

Duración:

– Desde el 1 de octubre de 2020 (si se presenta la solicitud antes del 15 de octubre) o desde el día siguiente a la presentación de la solicitud en otro caso.
– Hasta el 31 de enero de 2021 como máximo (dependerá de los meses de derecho a la prestación según el periodo de carencia cotizado por cese previamente, según el art. 338 LGSS).
– Esta prestación sí consume periodo de futuras prestaciones ordinarias de cese de actividad.

Incompatibilidades:

– Con el trabajo por cuenta ajena con ingresos superiores a 1,25 SMI o cuando los ingresos del trabajo por cuenta ajena junto con los ingresos por cuenta propia, superen 2,2 SMI.
– Con percepción de ayudas por paralización de flota.
– Con percepción de otras prestaciones de seguridad social incompatibles con la actividad.

Formulario

5.- Solicitud en base al cuarto trimestre del 2020 de la prestación regulada en el artículo 9 del Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio, cuando no se percibió en el tercer trimestre del 2020, regulada también en la Disposición Adicional Cuarta del Real Decreto Ley 30/2020 de 29 de septiembre.

Esta prestación es una prestación extraordinaria que supone solicitar en base a los datos económicos del cuarto trimestre del 2020, la prestación que anteriormente venía regulada en el art. 9 del Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio, cuando no se hubiera percibido esta prestación, pero ahora sí se reúnen los requisitos necesarios para ello, siempre que se hubiera percibido hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria inicial, regulada en el art. 17 del Real Decreto Ley 8/2020 de 17 de marzo.

Requisitos:

– No haber percibido la prestación extraordinaria regulada en el art. 9 del Real Decreto Ley 24/2020 de 26 de junio hasta el 30 de septiembre de 2020.
– Haber percibido hasta el 30 de junio la prestación extraordinaria por cese de actividad regulada en el artículo 17 del Real Decreto Ley 8/2020 de 17 de marzo.
– Tener una reducción de facturación en el cuarto trimestre de 2020 de al menos el 75% de la facturación del cuarto trimestre del 2019.
– Tener unos ingresos netos en el cuarto trimestre del 2020 que no superen los 5.818,75 €.
– Hallarse al corriente de pago de las cuotas a fecha 1 de octubre de 2020.
– Reunir el periodo de carencia necesario para generar derecho a la prestación ordinaria, de conformidad con el art. 338 LGSS.

Cuantía:

– 70% de la base mínima de cada actividad.
– 50% de la base mínima de cada actividad, si se está en situación de pluriactividad compatible.
– El autónomo paga las cuotas de seguridad social y la mutua le abona el importe de la cuota de contingencias comunes.

Duración:

– Desde el 1 de octubre de 2020 (si se presenta la solicitud antes del 15 de octubre) o desde el día siguiente a la presentación de la solicitud en otro caso.
– Hasta el 31 de enero de 2021 como máximo (dependerá de los meses de derecho a la prestación según el periodo de carencia cotizado por cese previamente, según el art. 338 LGSS).
– Esta prestación sí consume periodo de futuras prestaciones ordinarias de cese de actividad.

Incompatibilidades:

– Con el trabajo por cuenta ajena con ingresos superiores a 1,25 SMI o cuando los ingresos del trabajo por cuenta ajena junto con los ingresos por cuenta propia, superen 2,2 SMI.
– Con percepción de ayudas por paralización de flota.- Con percepción de otras prestaciones de seguridad social incompatibles con la actividad.

Formulario

Cuadro resumen de nuevas prestaciones para autónomos