Noticias

26/03/2020

Día Mundial  de la Epilepsia

Sabrías cómo actuar ante una crisis epiléptica?

Unión de Mutuas se suma al Día Mundial de la Epilepsia, una campaña de concienciación que bajo el lema “¿Sabrías actuar ante una crisis epiléptica?”, este año tiene por objetivo mostrar el desconocimiento social existente sobre esta enfermedad neurológica y dar a conocer las principales pautas para poder ayudar a las personas en caso de sufrir una crisis epiléptica. Se trata de un trastorno que afecta a más de 50 millones de personas en el mundo, de ellos 6 millones en Europa y más de 400.000 en España.

Según los expertos, la carencia de información dificulta la aceptación de la epilepsia, así como el buen control de la misma y la integración social de los pacientes. Sorprende lo poco que sabemos de ella, si tenemos en cuenta que entre el 2 y el 5 por ciento de la población en nuestro país padecerá, al menos, una crisis epiléptica a lo largo de su vida y que cada año se diagnostican en España 20.000 nuevos casos. Por ello, cuanto antes se identifique y diagnostique, antes podrá tratarse y prevenirse.

Pero, ¿en qué pensamos cuando oímos la palabra epilepsia? La mayoría de nosotros visualizamos a una persona con una intensa crisis de aparición súbita y que provoca espasmos musculares y pérdida de conciencia. Pocos creeríamos que la gran mayoría de las crisis epilépticas son sutiles y son difíciles de reconocer. Las causas son muy diversas, incluso se han relacionado más de 150 genes con la epilepsia, pero hasta en la mitad de las personas que la padecen, se desconoce la causa subyacente.

La epilepsia es un trastorno neurológico crónico en el que grupos de células nerviosas, o neuronas, transmiten en un momento determinado sus señales de forma anormal y causan el ataque o crisis epiléptica. Las neuronas normalmente generan señales -impulsos eléctricos y químicos- que actúan sobre otras neuronas, glándulas y músculos para producir acciones, pensamientos y sentimientos.

Durante una crisis, muchas neuronas emiten señales al mismo tiempo, hasta 500 veces por segundo, una tasa mucho más rápida de lo normal. Este aumento excesivo de actividad eléctrica y química simultánea causa movimientos, sensaciones, emociones y comportamientos involuntarios. Además, la alteración temporal de la actividad neuronal normal puede causar hasta la pérdida de conocimiento.

En las últimas décadas, se está trabajando mucho, no sólo en mejorar los múltiples tratamientos existentes, sino en desarrollar mejores enfoques para su identificación y diagnostico precoz, y en lograr entender mejor la epilepsia. Las crisis epilépticas se tratan con medicamentos y estilos de vida saludables, pero en el caso de no ser efectivos existen posibilidades quirúrgicas.

En la epilepsia, como en cualquier otra patología, la mejor herramienta es la prevención. Entre las diferentes medidas nunca olvidar: evitar traumatismos en la cabeza mediante el uso del casco (bicicleta, moto, patinetes, deportes que entrañen algún riesgo de caídas), uso del cinturón de seguridad en coche, y asegurarnos también que los niños vayan bien sujetos en su sillita.

Además, con la pandemia del coronavirus estamos viviendo momentos de estrés y todos sabemos que demasiado estrés puede en ocasiones, causar una convulsión, una crisis epiléptica.

Por todo ello, es importante que todos sepamos cómo actuar ante una crisis epiléptica. En qué postura se debe colocar al paciente? ¿Hay que meterle algo en la boca? ¿Hay que controlar el tiempo? Además de las respuestas adecuadas, te ofrecemos unas sencillas pautas para atender a una persona que sufra una crisis epiléptica, que podrían incluso salvarle la vidaApoyando a personas con epilepsia