Noticias

05/12/2019

El INVASSAT y la industria cerámica, extractiva y de construcción abordan la prevención de la exposición a la sílice libre

Analizan el estado de la legislación y coinciden en redoblar la prevención y la seguridad en todas las actividades en las que la sílice cristalina esté presente.

Unión de Mutuas ha acogido hoy una jornada sobre la “Repercusión de la nueva consideración legal de la sílice libre, organizada por la Generalitat Valenciana con la colaboración de las principales asociaciones empresariales representativas de los sectores cerámico, la actividad extractiva, y construcción y obras públicas.

El acto se ha celebrado en la sede de Unión de Mutuas, en Paterna Parc Tecnològic, con la participación de la Asociación Valenciana de Cerámica, AVEC; la Asociación de Empresas de Áridos ARIVAL; y la Asociación Valenciana de Empresarios de Maquinaria, Construcción y Obras Públicas, AVEMCOP.   Junto a ellos, han participado, en representación de la Generalitat Valenciana, el Inspector de Trabajo de la Seguridad Social en Valencia, Antonio Moreno, y el Jefe del Servicio de Organizaciones Saludables del INVASSAT, Juan José Puchau.

La jornada ha tenido por objeto analizar la transposición al derecho español de la directiva europea, fijada para enero de 2020, que considera el polvo de la sílice respirable como agente cancerígeno, y que marca el valor límite de exposición ambiental así como las medidas específicas de protección que tienen que adoptar los trabajadores y las empresas en las que hay exposición a este agente.

También, el INVASSAT y las patronales han abordado las repercusiones que tiene para las empresas la inclusión, en 2018, del polvo de la sílice cristalina como agente cancerígeno en el Cuadro de Enfermedades Profesionales y la consecuente adopción e implementación de nuevas medidas preventivas tanto de carácter técnico como de vigilancia de la salud de los trabajadores n sus intervenciones, las entidades empresariales, Avec, Arival y Avemcop, han mostrado su disposición a seguir trabajando con la Administración y la Mutua. En este sentido, han reconocido la concienciación y la sensibilización desarrollada sobre los ambientes laborales donde puede inhalarse sílice, y el compromiso de seguir aumentando el nivel de protección de la salud y seguridad de los trabajadores, reduciendo al máximo los riegos derivados de las exposiciones a este agente, y previniendo el riesgo de enfermedad profesional.                                                                              

Por su parte, el Inspector de Trabajo, Antonio Moreno, ha indicado los puntos en los que se fijarán los inspectores cuando visiten las empresas, a partir de enero, y se ha referido a la coordinación de actividades empresariales como una exigencia legal que los empresarios deben de cumplir.  

Moreno ha subrayado la responsabilidad que tienen los empresarios de establecer procedimientos de trabajo seguros que permitan “la coordinación, la vigilancia y el control del riesgo por exposición a la sílice libre de los trabajadores que presten su servicio a través de empresas subcontratistas o como trabajadores autónomos”.  Asimismo, ha remarcado que el empresario principal tiene que exigir, dentro de sus instalaciones, el máximo rigor preventivo a las empresas contratadas para el transporte de mercancías que pueden contener o generar sílice cristalina, independientemente de que lleven a cabo intervenciones de larga o corta duración”.